Los “granos de cultura” del Festival de Cine Africano vuelven a sobrevolar Europa y África

El consejero de Cultura Miguel Ángel Vázquez acudió a la gala inaugural de la 15 edición del FCAT

 

La antigua cárcel de Tarifa fue el escenario de la presentación ayer 27 de abril de la cita 2018 en su ciudad española de acogida.

El festival dedicado a los cines de África cumple 15 años en su edición de 2018 dando a conocer las cinematografías del continente africano en España y América Latina. La programación de esta edición del FCAT reúne ochenta películas repartidas en seis secciones -Hipermetropía, En Breve, Afroscope, En torno a Bouanani, Afrodescendencias y 15 años de FCAT -de las que treinta y seis serán estrenos en España y dos de ellas estrenos mundiales-, además de un sin fin de actividades paralelas.


Una vez más, los criterios de calidad artística han primado sobre el contenido a la hora de seleccionar los títulos del continente africano que se exhibirán en Tarifa y Tánger entre el 27 de abril y el 5 de mayo no solo en dos ciudades, sino en dos continentes y dos mundos.

La apuesta por la educación sigue siendo una de las claves de este festival, herramienta “clave para transmitir valores”, en palabras de la directora del FCAT, Mane Cisneros, algo que ha corroborado Fernando Osuna, técnico de la Fundación Municipal de Cultura del Ayuntamiento de Cádiz, ciudad que este año se convierte por primera vez en extensión del FCAT “con vocación de continuidad y de crecer”, gracias a la “positiva respuesta” de colegios e institutos de la capital gaditana, según ha indicado Osuna.

La directora expresó que a partir de ayer y durante una semana, Tarifa y Tánger no solo tendrán “granos de arena”, sino “granos de cultura” que son signos de identidad de “las dos orillas”.

El alcalde de Tarifa, Francisco Ruiz Giráldez, quien agradeció que este festival siga apostando por la ciudad de Tarifa, ha resaltado que el ayuntamiento de esta ciudad cree en este “proyecto único en el mundo” en el que la cultura no solo “une civilizaciones”, sino que implica asimismo a la ciudadanía tarifeña.

En el transcurso del acto se inauguró la instalación Nawras, la ciudad y sus testigo, de Farid Othman-Bentria Ramos (Tánger, 1979), que permanecerá abierta hasta el 5 de mayo en la antigua cárcel de Tarifa. Una muestra que parte de la idea de que habitamos ciudades que, a su vez, nos habitan. La instalación pretende dar a conocer la manera de ver el mundo que aporta la ciudad de Tánger. Ésta, cómplice de la sensibilidad tanto como de la creatividad artística, es una visión que busca los puntos de empatía entre las culturas y naciones, entre continentes y contenidos.

Así, durante todo el recorrido por la instalación, encontramos la luz, la brisa, el mar, los colores o la belleza de una ciudad hecha de mitos tanto en sus testimonios como en sus permanentes evocaciones en el resto de estímulos que proponen los diferentes itinerarios.

Gala de inauguración del FCAT 2108

Ayer viernes a las 20 h. tuvo lugar la gala de inauguración del FCAT 2018 en el teatro Alameda de Tarifa. Presentada por la periodista Lucía Mbomío, la cita tuvo una fuerte presencia de cineastas y artistas de la afrodescendencia española y europea.

La gala de apertura del FCAT contó con la actuación de la bailaora londinense, de raíces de Ghana y afincada en Sevilla,Yinka Esi y con la asistencia del consejero de cultura de la Junta de Andalucía, Miguel Ángel Vázquez.

Tras la gala se proyectó la película inaugural del FCAT 2018, I’m not a witch, de la debutante directora zambiana Rungano Nyoni. Un cuento trágico cuyo realismo mágico emocionó en el último festival de Cannes al contar la historia de una niña internada en uno de los campos de brujas que aún existen en algunos países africanos.

“No existen muchas oportunidades de vivir lo que va a ocurrir en Tarifa y Tánger”, apostilló Mane Cisneros.

Fotos de la presentación en Tarifa